28 mar. 2010

Cerdos y Diamantes.

Anoche mientras esperaba que se fueran las ultimas personas del local, agarre una revista de esas que hablan de la ciudad, ( Buenos Aires), me puse a leer un articulo sobre el planeta, yo no leo articulos de estos, ni veo peliculas donde te enseñan los daños hechos a la tierra, soy muy consciente que la tierra se esta quejando, ya no valen escusas... hay que parar de hacer las cosas como las estabamos haciendo, empezando por uno mismo. Un par de horas antes vino a verme Pablo, un chico al que conoci en Arevalo hace unos dias, es Manager de Futbolistas yo especialmente conozco a uno de ellos, pero esta vez vino solo, y a verme, sabiendo de antemano donde iva a parar la conversacion, algo me decia que tenia que seguir escuchando lo que aquel tipo me estaba diciendo, me dedique como hago ultimamente a observar cada movimiento de su cara y de su cuerpo, tras un largo rato de escucharlo hablar sobre quien era, porque, y como esta donde esta, me ofrecio el oro y el moro en version Argentina, podia ser verdad o mentira que su atraccion hacia mi iva mas alla de una simple atraccion, si es verdad que he recivido mensajes de el que muy a cuento con nuestra pequeña relacion no venian, pero nada me hizo pensar que todo acabaria en esta conversacion, yo segui buscando en sus ojos y en sus gestos, sin expresar absolutamente nada que lo hiciera pensar que mi respuesta iva a ser un si o un no a sus proposiciones, tambien me observaba a mi misma, esperando que algo de lo que aquel hombre me estaba dicindo me hiciera vibrar en algun momento, hasta que se puso a indagar sobre mi persona, supe que con un si, podia cambiar el rumbo de mi vida aunque solo fuera unos dias, podia darme el lujo de conocer de ver y de apropiarme de cosas que hoy no puedo hacer, incluso estaba a salvo de sensaciones hacia el,  pero yo seguia observandolo y seguia viendo algo extraño que no podia identificar, la mentira estaba descartada, si algo he aprendido en este viaje es a comprender el comportamiento del hombre Argentino y a no confundir mentira, con efusividad y dejarse llebar, asi que ese hombre no me mentia en ese momento yo era su objetivo y queria ofrecerme todo aquello que el tenia en sus manos, por cuanto tiempo no importaba, un dia, una semana ...

Hasta que vi lo que era,  soledad y bacio. Me despedi lo mas rapido posible de el y dejamos en el aire vernos hoy, mañana.. quien sabe, cuando tal vez nunca.
Esquive las preguntas de quien es ese?? de mi jefe y compañeros y me puse a leer el articulo del que estaba hablado al principio en el articulo habia una frase, la unica de la que me acuerdo
... de que nos van a servir nuestros proyectos financieros nuestros planes de negocios nuestros coches casas y barcos.. si todo esta cambiando si los suministros que nosotros hemos creado se estan agotando .

No es una cuestion de dignidad, mis valores varian segun mis necesidades y el tiempo en el que vivo, en este momento creo que todo esto paso para recordarme que elegi el camino correcto para mi,  renuncie a cosas a las que antes les dava un valor particular y que todo eso es por algo mas, la manera de sanar mi soledad y incluso ese bacio que siento a veces, no lo voy a encontrar en Pablo ni en su Audi, ni en su habitacion del mejor hotel de Buenos Aires.

27 mar. 2010

Buenos Aires se despierta un día mas, tras una noche de trabajo y una merecida propina me dirijo a mi nueva casa, esta vez en taxi, aunque seguramente siguen ahí mis ya apreciadas travestís y prostitutas que hacen la calle donde vivo y la luz del sol ya se ha hecho presente, no me apetece correr desde la parada del autobús asta la puerta de mi casa, una puerta enorme de hierro, que pelea conmigo cada día para ver quien de las dos es mas fuerte, recorro la biblioteca y las cuatro habitaciones en obras, Huma sale a saludarme como cada día, esta vez con mas cara de dormida que de costumbre, atravieso el comedor y salgo al jardín, dos gatitos salen corriendo asustados, mientras yo lucho con las ramas de un jazmín enorme que cae sobre la escalera que lleva a mi guarida, antes de entrar en casa miro la fuente del jardín, me recuerda por muy cansada que este y por muy triste que hayan podido ser algunas horas de este largo día, lo mucho que me alegro de haber encontrado este lugar...